Amanece del Domingo con lluvia y tonos grises.

Estoy frente al ordenador buscando la mejor opción para daros ideas sobre cómo cuidaros, trucos de belleza o cien opciones más.

Nada. Mi creatividad se ve dormida.

¿No os pasa?

No hay días en  los que os sentís con el cerebro frito y cero ocurrencia?
Pues a me últimamente me sobran días de estos y echo de menos aquellos pasados en que tenías mil opciones de que hablar o trabajar.

Pero es que estamos en una estación muy cabrona y en un año muy extraño y desalentador.

A eso voy, a que nos estamos acomodando a culpar a la situación social de no estar felices.

Hay drama, por supuesto, las evidencias no pueden negarse, pero de verdad la energía va dentro.

El viernes, en mi clase de baile semanal, la profesora (que menuda paciencia) optó por mejorarnos la técnica de giro en La salsa, y resulta que es un mero símil de la vida. Se trata de preparar la postura para coger el impulso necesario… y zas! Giro conseguido.

Vivir es igual. Nos duele la cabeza con el viento sur, nos duelen las piernas los días de mucho trabajo de pie o sentado, nos duele el alma cuando padecemos una ruptura…. pero… esas cosas nos han impedido sonreír? ¿Nos quitan de continuar? Acaso… ?todo eso era imprescindible?

Tu y yo sabemos muy bien la respuesta.

Pues ahora igual.

Coge aire bien profundo 3 veces.

Oxigena tu cuerpo. Tu mente. Tu cerebro visceral.

Sonríe.

¿A que te sientes mejor?

Pues tu a disfrutar de tus días comenzándoles con ese ejercicio diario, que lo vas a agradecer y los muertos no van a volver por mucho que te encierres en ti mismo; y yo  a despertar mi creatividad.

Feliz domingo BOMBÓN!!