Buenas días de martes.

Quiero comenzar esta semana escribiendo un poquito, ya que esta mañana viniendo al trabajo en el coche, parece que he encontrado una inspiración.

Y, es que a veces, escribir no es tan fácil como uno cree cuando decide crear un blog.

Estamos pasando una etapa única en la historia de las últimas generaciones, la cual nos somete a cambios continuos y adaptaciones nuevas, y nuestro cerebro a ratos, se encuentra frito.

A lo que iba, que por cierto, viene relacionado con estos cambios que te digo.

Estaba escuchando una entrevista en un programa de radio sobre el reinventarse (palabra top ten en el 2020) y el entrevistado decía una frase, que aunque venía aplicada al mundo económico y empresarial, nos viene al pelo para todos nosotros. Se basaba en la teoría de la evolución de Darwin: la empresa (especie) que sobrevive a una crisis es aquella mejor para adaptarse al cambio.

No es la más grande. Ni la más fuerte. Ni la más adinerada.

Aquella persona, empresa o especie capaz de adaptarse al cambio.

¿Tú te estas adaptando a todas las microinnovaciones que estamos teniendo?

Da igual si son escogidas o impuestas. O te adaptas o mueres.

Lo mismo pasa en los tratamientos de estética, ya sean faciales o corporales.

Cuando acudes a un salón de belleza a mejorar tu imagen, tomas la iniciativa porque algo ha hecho daño en ti.

Ese dolor puede venir provocado por un comentario de alguien cercano criticando negativamente tu aspecto físico, pero también puede venir de una molestia en las piernas, o un cambio de armario que ahora no te vale, o no poder doblarte a atar los zapatos porque tu vientre aumentado te lo impide..

No importa cual sea el motivo, lo que importa es que has decidido cuidarte. Y me temo que eso lleva cambios en tus rutinas.

Comencemos con dos pequeños hábitos diarios que nos ayuden a recuperar tu figura.

  • 4 Vasos de agua al día
  • Caminar 30 minutos al día a un ritmo que te haga sudar

 

Ahora podemos comenzar tu tratamiento remodelante.

Recuperar tu figura está al alcance de todos.

Feliz día, Ángela.