La mascarilla de arcilla blanca y árbol del té especialmente indicada en pieles grasas, poros dilatados, lipomas, puntos negros y depuración de piel, tiene propiedades depurativas, astringentes, antisépticas, cicatrizantes, purificantes y regeneradoras.

¿DE QUÉ ESTÁ HECHO?

Arcillas Blancas, Aceites Esenciales de Árbol del Té, Niaulí, Extractos de plantas.

¿CÓMO LO USO?

Aplicar una vez por semana dejando secar en la piel. Retirar con agua templada y la ayuda de un algodón empapado o una toalla de rizo suave que arrastre el producto sin causar irritación. A continuación,  pulverizar con Tónico de Pieles Grasas y Acnéicas aplicando a continuación una pequeña cantidad del Extracto de Té Verde. Para mejorar los resultados realizar previamente una exfoliación.