Técnica ancestral de masaje que trabaja la epidermis, los meridianos y canales energéticos de la cara, el escote y el cuero cabelludo.

Está indicado en personas con jaquecas, migrañas, problemas de estrés y tensiones en la zona del cuello por su activación del sistema nervioso.

Debido a la mejora de la circulación de los tejidos; aumentando así la producción de colágeno y elastina que reducen la flacidez.

Utilizado en tratamientos antiedad.

Duración: 30 minutos