Libera y depura tu piel de sus impurezas, restos de contaminación, maquillaje y otras secreciones; calmándola, manteniendo y reforzando su capa protectora. Limpia en profundidad sin producir irritaciones cuidando al máximo la piel.

¿DE QUÉ ESTÁ HECHO?

Caléndula, Manzanilla y aceite esencial de Lavanda.

¿CÓMO LO USO?

Aplicar mañana y noche una pequeña cantidad con movimientos circulares. Retirar con agua fría y un algodón o toalla de rizo limpia que arrastre el producto sin irritar la piel. Secar a toquecitos suaves. Y para potenciar su acción aplicar Tónico Pieles Sensibles.