Crema de hidratación intensa para pieles sensibles que deja la piel suave y tersa. Fortalece y protege de la contaminación y previene la aparición de irritaciones y enrojecimientos. Además, los prebióticos equilibran la flora facial, que actúa como barrera de defensa de la piel.
Indicada para todo tipo de pieles deshidratadas con rojeces, irritaciones y pieles sensibles con cuperosis.

¿DE QUÉ ESTÁ HECHO?

Caléndula, Manzanilla, Sésamo, Jojoba, Lithospermum Erythrorizon, Malva, Plankton, Vitaminas A y E.

¿CÓMO LA USO?

Aplicar mañana y/o noche una generosa cantidad, después de la limpieza facial, por cara y cuello con movimientos circulares.